¿Volverán los olmos a formar parte de nuestro paisaje?