¿Volverán los olmos a formar parte de nuestro paisaje?

Pues parece que sí, que es posible, porque, según el programa español de Conservación y Mejora de los Olmos Ibéricos, se han conseguido siete clones resistentes a la “grafiosis”. Una enfermedad foránea que acabó con el 90 por ciento de los olmos en España. En Tarancón desaparecieron todas las olmedas, incluida la que se extendía junto al río en la Ermita de Riánsares.

Fotos

Estos clones se han obtenido en el marco del Programa Español de Conservación y Mejora de los olmos ibéricos, desarrollado por el Ministerio durante los últimos 29 años, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid.

Los clones resistentes fueron incluidos, en enero de 2014, en el Registro Nacional de Materiales de Base y su objetivo es la obtención de réplicas para garantizar su capacidad de resistencia a la enfermedad. Para la recuperación de olmos y olmedas, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha donado material para llevar a cabo plantaciones y restauraciones en distintas provincias de España, entre ellas Guadalajara y Cuenca.

precisamente hoy, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha participado en Campisábalos en la plantación de un olmo resistente a la grafiosis. Gregorio ha destacado que con el desarrollo de estas actividades, "el Gobierno de España avanza en el camino de la recuperación de las olmedas en España y del olmo como símbolo de nuestros pueblos".

El olmo se trata de una especie forestal que antes de su regresión estaba presente en las zonas eminentemente agrícolas y ganaderas debido al uso que se le dio en el pasado como soporte del viñedo o como obtención de ramón para el ganado, así como su tradicional uso como árbol ornamental en lugares emblemáticos como plazas o ermitas.

Gregorio ha señalado también que "estos años de actividad continuada permiten situar al Programa Español de Mejora y Conservación del Olmo ibérico como pionero en la conservación de los olmos a nivel internacional". Es la primera vez en Europa que se obtienen ejemplares autóctonos de Ulmus minor resistentes a la grafiosis que puedan servir para restauración de riberas en ambientes naturales con la especie europea pura.

Promedio: 3 (2 votos)

Comentarios

Imagen de Anónimo

Aparte de la Alameda de Riánsares, todo el curso del río podía seguirse por los olmos que jalonaban su curso; pero también había, acompañándolos, muchos y frondosos chopos que ya no existen, ¿por qué? Que yo sepa la grafiosis sólo afecta a los olmos. ¿Se los llevó una enfermedad llamada "hombre"?

Deja un comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Formato de entrada
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las palabras no apropiadas se sustituirán por su versión filtrada.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿Quieres insertar html? Echale un ojo a nuestros consejos de composición.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir posibles envíos de spam
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen respetando las mayúsculas / minúsculas.