La Fuerza de una saga...

Un taranconero afincado en Cuenca y enamorado del cine, Gonzalo Pelayo, nos recuerda el estreno de cine de estas navidades, "Star Wars: El despertad de la Fuerza, el episodio séptimo de la mitica saga de La Guerra de las Galaxias. La primera película se estrenó en Cuenca , en mayo del 77, en el cine Xúcar y unas semanas más tarde en Tarancón, en el el Cine Alcazar.

Vídeo

Fotos

RETORNO A LAS GALAXIAS, PASANDO POR TAQUILLA

Como viene siendo habitual en los últimos años, la llegada de las fechas navideñas supone un revulsivo en la cartelera cinematográfica, reservándose para ellas, si no los mejores estrenos del año, sí los más atractivos de cara a la taquilla. Es evidente que estos días tan entrañables y propicios a la convivencia, suponen, entre otras cosas, un reencuentro familiar  también con el cine, ya que a diferencia de otras épocas,  por ejemplo la estival,  o la merma de otro tipo de actividades lúdicas, empujan en cierto modo al acercamiento a las pantallas cinematográficas.

Un hecho tan importante no podía pasar desapercibido a productores, distribuidores y exhibidores, de forma tal que, desde casi mediados de Noviembre, van apareciendo en la cartelera importantes películas,  quizás  de  temas y géneros algo monocordes, pero todas ellas encaminadas a un público determinado, que a veces no vuelve a aparecer por la sala oscura en el resto del año.

Y en este contexto quiero referirme a uno de los estrenos más destacados y que no pasará para nada  desapercibido; la nueva entrega de “STAR WARS, EL DESPERTAR DE LA FUERZA”. última por ahora  y séptima de la serie que se inició hace casi ya cuarenta años con “La Guerra de las Galaxias” y que en su conjunto constituyen prácticamente  un género fílmico,  además de un  fenómeno de la cultura popular cinematográfica mundial,  que cuenta con millones de entusiastas  que siguen con expectación y hasta con pasión el relato de la hipotética y espectacular guerra entre planetas a través de sus diversos,  variados y espectaculares  capítulos.

A finales de los años setenta, el cine, dicen que como siempre, estaba sumido en una crisis comercial  y  económica (esto me suena). Más acusada la crisis en España,  ya que fue la década de mayor desaparición de salas, (En Tarancón finiquitó el Cine “Ruíz Jarabo”) quedando reducidas prácticamente a menos de la mitad que en la década anterior,  sobre todo en el medio rural. Una industria tan potente, especialmente en Estados Unidos, no podía limitarse a verlas venir , por lo que había que cavilar para diseñar un futuro más halagüeño y este no podía llegar de mejor forma ni más acorde con la necesidad  que con títulos espectaculares sobre  la ficción de lo que podía ser el futuro de la humanidad  y que fuesen capaces de atraer de nuevo mayor público a las salas. Y  casi a la cabeza de ello se pusieron los pensantes de la Twenty Century Fox, con el director y productor George Lucas en vanguardia. El resultado “STAR WARS,  LA GUERRA DE LAS GALAXIAS”.

La espectacularidad de la producción (especialmente sus batallas galácticas), realizadas algunas con incipientes medios informáticos, una excelente banda sonora  de John Williams y la solidez de su reparto, entre los que destacaban un jovencísimo Harrison Ford o Sir Alec Ginness, Peter Cushing, Mark Hamill y un largo etc, entre los que destacaban también  por méritos propios, dos simpáticos androides, R2D2 y C3PO que fueron la sensación de la película – también de las jugueterías -  y  daban argumento  a la mítica  nave espacial  “El Halcón Milenario” ilustrando   las aventuras de Luke Skywalker, Han Solo , Darth Vader o Obi-Wan Konobi, en su empeño de poner en orden la política de la galaxia y en defensa de la Princesa que debía encabezar el movimiento regenerador.

Como el resultado no pudo ser mejor, las otras grandes productoras internacionales siguieron la estela, recuperando  otra serie de historias, libros,  personajes fantásticos o superhéroes , muchos de ellos rescatados de los “comics” o de ilustraciones y tiras periodísticas de los años 30 ó 40.  Así al año siguiente apareció la primera entrega del “Superman” de Donner,  y más tarde el “ET” de Spielberg, el “Batman”  de Tim Burton, con un reparto de lujo encabezado por Jack Nicholson, Michael Keaton y Kim Bassinger,   los  “Spiderman” de la productora Marvel, o  Flash Gordon,  por citar algunos. Todos estos personajes nos eran familiares a los niños de los años cuarenta y cincuenta a través de películas y tebeos. Entre mis recuerdos más tempranos (quizás con no más de cuatro o cinco años), tengo las imágenes de aquel “Capitán Maravillas”, un remedo cinematográfico del “Superman”, que a la invocación de  “!!Sazhan!! se convertía en un superhéroe y  que en episodios o por “jornadas”, como entonces decíamos, se proyectaban en el ¡!CINE REGIO!!. Este cine, primero que hubo en Tarancón,  cerro sus puertas en 1947, pero es curioso como impactan en la mente estas vivencias que después de tantos años sería capaz de describir palmo a palmo este cine, incluida la vivienda donde habitaba  la familia de Martín Rey, el propietario, o el lugar que se habilitaba como cocina cuando el cine se utilizaba como salón de bodas (incluido el sempiterno menú a base de carne guisada, chocolate y suizos). Qué cosas…

Volviendo a “La Guerra de las Galaxias”, y por hacer algo de historia,  señalar que fue estrenada en Cuenca en la última semana de Mayo del 1977, por cierto en plena campaña electoral de las primeras elecciones generales de la democracia.  Y se hizo en el Teatro Cine Xúcar aunque por aquellas fechas todavía subsistían  otros dos cines en la capital; el España y el Avenida, que  aguantaron hasta  mediados de los ochenta, pero casi todos los grandes títulos se estrenaban en el Xúcar, debido sin duda a que por aquellos momentos la sala era regentada por la empresa asturiana Fernández-Arango, un auténtico “holding” cinematográfico y teatral con innumerables salas en Madrid y otras capitales de España. Como no podía ser de otra forma , el  film constituyó también en Cuenca el éxito esperado, permaneciendo en cartel más de tres semanas (Ojo, el Xúcar tenía entonces en torno a mil localidades entre patio de butacas y club) y la película se programó en exclusiva. En el añorado Cine Alcázar de Tarancón, que por aquellas fechas ya dependía de Manolo Fernández Bonilla, se estrenaría algunas semanas después. Las copias en aquella época eran de alto coste y las que se hacían tenían que rotar por los cines en un hipotético circuito que iba desde los cines de estreno,  “a porcentaje de taquilla” a  los de “provincias”, como se decía. Ahora ya, con los sistemas digitales, se puede hacer un estreno prácticamente simultáneo en toda España.

Como se apunta anteriormente, esta saga de películas tuvo su continuidad, especialmente importante con “El Imperio Contraataca” y “El Retorno del Jedi”, que aunque fueron grandes éxitos de taquilla, no llegaron a su primera referencia y curiosamente ninguna ocupa puestos de privilegio  en los listados de las películas más taquilleras de la historia del cine,  si consideramos para ello las 15 ó 20 primeras. Cuestión que sin duda alguna pretenderán  resolver los productores de esta nueva entrega a partir del próximo día 18 (creo que un día antes en EE.UU). Y es posible que lo consigan, a lo que va a colaborar decisivamente el gran despliegue publicitario y la expectación con la que se está vistiendo el estreno, junto a las nuevas técnicas de montaje, animación y proyección que ayudarán  mucho, dejando obsoletas las espadas galácticas, los androides y otras zarandajas que nos ilustraban el futuro y se han quedado en el pasado…

Lamentablemente, en Tarancón, al carecer de cine estable, la película tardará en llegar y desde luego no lo hará con su mejor elemento, que es la espectacularidad de una proyección en gran pantalla y con el fondo sonoro que la acompaña. Quizás por ello, merezca la pena plantearse una excursión en familia al cine comercial más próximo. Cuenca sería un buen sitio…

Fdo. Gonzalo Pelayo Gómez

Sin votos aún

Comentarios

Deja un comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Formato de entrada
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las palabras no apropiadas se sustituirán por su versión filtrada.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿Quieres insertar html? Echale un ojo a nuestros consejos de composición.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir posibles envíos de spam
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen respetando las mayúsculas / minúsculas.