ADEMTAC deja de prestar servicio por falta de apoyo económico

La cuantía de las subvenciones que reciben de la Junta, la Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento (unos 14.500 euros al año), no les permite cubrir los gastos, en el 2014 hasta octubre ascienden a 42.500. Pese a que han realizado actividades con fines solidarios para recaudar fondos y cobran cuotas a los usuarios de los talleres, no pueden hacer frente al coste del funcionamiento de la asociación

Fotos

ADEMTAC (Asociación de personas con Esclerosis Múltiple y otras enfermedades neurodegenerativas) se ve obligada a dejar de prestar servicios de rehabilitación a sus asociados por falta de dinero. Las subvenciones que reciben por parte de la Junta de Comunidades, la Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento suman 14.500 euros al año, cuentan desde el colectivo, mientras que los gastos en lo que va de 2014 ascienden a 42.500 euros. Aunque desde 2013 cobran una cuota a los usuarios de los talleres, y tienen 320 socios que hacen una aportación económica anual, ya no pueden seguir contando con profesionales (una trabajadora social, una psicóloga, una logopeda y una fisioterapeuta).

 

Desde ADEMTAC, cuenta Maribel Olmedilla, han hablado con todas las personas que podrían echarles una mano, especialmente con la Administración, sin haber solución por el momento. Tras intercambiar experiencias con otras asociaciones, y trasladar su problema a los técnicos, han llegado a la conclusión de que pertenecen a un tipo de colectivos que en esta región reciben menos subvenciones que otras por el tipo de dolencia que tratan, pero nadie les ha explicado realmente el criterio en base al que se hace el reparto y por qué. No es un problema, cuentan, que se ciña solo a Tarancón.

 

Sienten que tienen el apoyo de la alcaldesa, que se ha comprometido a hacer todo lo posible para resolver la situación, aunque los problemas económicos de la asociación no son nuevos. En el 2012 tuvieron que cerrar también durante algo más de un año porque la cuantía de las subvenciones con el cambio de legislatura se redujeron de una forma importante. Cuando ADEMTAC saldó las deudas que contrajeron (de unos 14.000 euros) correspondientes a los salarios de los profesionales, volvieron a abrir. Desde entonces no han parado de hacer actividades benéficas y solidarias para recaudar fondos, también han elaborado tejas artesanales que han ido vendiendo por los pueblos. Pero la mayor parte de las personas de ADEMTAC están enfermas y han llegado al límite de sus fuerzas. “Cuando la gente está tan mal tira la toalla porque la gente se silente sola”, señala Olmedilla. “Es una pena que nosotros, que estamos enfermos, tengamos que andar como andamos”, dice Rafael García, afectado por Parkinson, que explica que sin recibir rehabilitación en dos meses “estoy mucho peor”. A través de la Seguridad Social la atención profesional tiene una larga lista de espera, y hay especialidades como la logopedia que no se incluyen, cuentan desde el colectivo.

 

Luis Pérez también tiene Parkinson, es optimista ante la situación actual, “espero que la Administración sea consciente de lo que pedimos”, solicita. “Estos cuatro años que he estado aquí me han ido fenomenal” para frenar los efectos de la enfermedad, por eso “estoy convencido de que esto se va a solucionar”, concluye.

 

El temor de la Junta Directiva de ADEMTAC y sus profesionales, explica Olmedilla, es que con este nuevo parón en la prestación de servicios habrá enfermos que sufran consecuencias irreversibles en su rehabilitación. “No sabemos qué vamos a encontrar cuando volvamos a abrir”, en caso de que puedan hacerlo, cuenta María Parra, trabajadora social. Cuando en la anterior ocasión cerraron durante un año, dos enfermos quedaron en cama y ya no pueden bajar a la sede a recibir atención.

 

Desde el Ayuntamiento, cuenta Maribel Olmedilla, la alcaldesa les pide que aguanten y que no cierren sus puertas mientras buscan soluciones. Pero “no queremos que se vuelva a repetir” la deuda que contrajeron en el 2012, añade Parra, les costó mucho esfuerzo sanear sus cuentas. Este último mes ya no lo han podido cobrar los trabajadores porque no hay dinero. Para saldar los pagos pendientes se va a llevar a cabo la rifa de unos cuadros pintados por Ascensión Serrano del rejoneador Sergio Galán, que se ha mostrado dispuesto a ayudar al colectivo en lo que sea necesario.

 

 

El año que viene ADEMTAC habría cumplido diez años de existencia, pero con su cierre parcial la fecha ya no la podrán conmemorar. Aún así, señala Olmedilla, no pierden la esperanza para “poder abrir de nuevo” si las ayudas que reciben de la Junta, la Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento se incrementan. Hoy han comparecido ante los medios, “más que para pedir para agradecer”, a toda la gente que les ha ayudado durante estos años para intentar salir hacia delante. Aunque no se presten servicios, la asociación seguirá funcionando como un punto de información para quien lo necesite.

Sin votos aún

Comentarios

Imagen de Anónimo

Que pena para estos enfermos tan abandonados que finalmente dejan de funcionar con lo que supone. EL EMPEORAMIENTO EN SUS ENFERMEDADES. que triste que las administraciones si tengan dinero para los BANCOS y no para la salud de los enfermos.

Deja un comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Formato de entrada
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las palabras no apropiadas se sustituirán por su versión filtrada.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿Quieres insertar html? Echale un ojo a nuestros consejos de composición.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir posibles envíos de spam
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen respetando las mayúsculas / minúsculas.