"No deis la espalda a Cristo..."

Palabras de la alcaldesa a los jóvenes católicos de la provincia, en el V Encuentro Diocesano de la Juventud. Un encuentro que, por primera vez,  se ha celebrado en Tarancón, con motivo del año jubilar concendido por el cincuentenario de la coronación  de la Virgen de  Riansares.

Fotos

Crónica de Jesus Gabaldón:

Tarancón ha sido la primera población conquense que ha acogido este encuentro. Hasta nuestro pueblo se desplazaron el sábado decenas de jóvenes de diferentes parroquias (incluso alguna joven religiosa) que a pesar de las adversas condiciones meteorológicas,vivieron una intensa jornada de convivencia en torno a la fe, compartiendo experiencias y enriqueciendo sus creencias.

Los jóvenes y adolescentes miembros del movimiento parroquial Manos Abiertas y Olimpiada de la Paz, junto al párroco de San Victor y Santa Corona, han trabajando para que todo saliera de la manera más brillante y participativa. Algo más deslucido por la meteorología, que obligó a aplicar el protocolo de lluvia de la Hermandad de la Virgen  de Riánsares, con lo que no se pudo llevar a cabo ni el traslado de la Imagen desde la Parroquia al Convento de los Padres Franciscanos, ni la procesión prevista en la que los jóvenes portarían a hombros la misma de nuevo a la Parroquia.

Lógicamente la actividad de visita a los lugares más emblemáticos de la ciudad hubo que realizarla bajo paraguas con lo que quedó  más deslucida.

Una vigilia de jóvenes en la Parroquia Nuestra Sra de la Asunción, la víspera  por la noche, servía para preparar el encuentro en torno a la oración y  a la reflexión.

P or la mañana se inició la “acogida" de los participantes en el pórtico del pabellón de Ferias y Muestras, dónde también se llevó a cabo la inscripción “para conocer el número de participantes”.

La acogida se realizó al ritmo de la guitarra del vicario parroquial, con cánticos marianos y religiosos. Después todos los asistentes de la mano formaron en un corro cantar el Padrenuestro y se trasladaron a pie hasta el Auditorio Municipal .

Allí el Obispo de San Sebastián, responsable de los temas juveniles a nivel nacional,  Monseñor Juan Ignacio Munilla, fue el encargado de ofrece runa conferencia coloquio

La Alcaldesa, María Jesús Bonilla, dio la bienvenida a los participantes., así como a los Obispos de Cuenca, Monseñor Yanguas y el conferenciante,  del que destacó algunas referencias que tenia sobre charlas y declaraciones de Monseñor Munilla.

La Alcaldesa, pidió a los jóvenes que “no deis la espalda a Cristo en ningún momento”.  Animó a la “formación en la Fe, para que cada cual desde su posición, a mí me toca desde la política que elegí, confirmar sus creencias”.

Bonilla recordó que estamos “viviendo al Año Jubilar, para celebrar los 50 años de la Coronación de la Virgen de Riánsares, nuestra patrona y esta es una ocasión muy especial para los jóvenes”.

Mostró su “profunda confianza en la juventud, en los valores que debemos conservar y potenciar” y la labor que se realiza desde “los movimientos parroquiales”.  Y agradeció la confianza de la Diócesis al conceder la organización del Encuentro en Tarancón.

En tono coloquial. Con lenguaje claro, sencillez y cercanía, Monseñor Munilla, mostró su grata sorpresa porque “me dan la oportunidad de hablar abiertamente, no tenemos un tema cerrado”-. Después de asegurar que “no conozco Cuenca, la provincia, aunque estudié en Toledo, pero os aseguro que me empaparé de ella” El conferenciante aseguró que había encontrado en Google, una historia con la que iniciar su conferencia, que además estuvo salpicas de anécdotas, notas históricas, experiencias y vivencias personales en las diferentes etapas de su vida, incluida la de seminarista.

Hizo referencia al Encuentro de la Juventud de Rio de Janeiro para poder “trasladar el mensaje de JMJ, que decía ir hacer discípulos a todos los pueblos”. Hizo una llamada “a la misión en este año de la Fe” y recordó aquel joven español que llevó la Fe a América” para apuntar “ahora la necesitamos que nos la traiga”

Pidió a los jóvenes  que sean “misioneros entre jóvenes”. Apuntó que ahora que se habla de pobreza “la mayor pobreza es la falta de sentido de la vida”  Para Monseñor Munilla todavía “existe mucha gente, muchos jóvenes que saben por qué y para viven, porque les falta la Fe” por ello llamó a los participantes en este Encuentro “a compartir la Fe”. Para el Obispo de San Sebastián “no sabemos apreciar las cosas buenas de la vida”. Les señaló que “hay que pasar por todas las etapas de la vida con esperanza y fe”  y para ello hay que sufrir aunque en ocasiones se diga “soy feliz, pero sufro…”Después se entabló en un interesante coloquio muy participativo.

El pabellón de Ferias y Muestras fue el escenario de la comida, en la que la organización ofreció la bebida a base de refrescos y agua, cada cual aportaba su viandas, para seguir con una gimkanas y juegos preparados por Manos Abierta y Olimpiada de la Paz de Tarancón.

La Hermandad de la Exaltación facilitó la Cruz de  procesión para incorporarse al templo parroquial Nuestra Sra de la Asunción, en el que el obispo de la Diócesis Monseñor Yanguas concelebró una solemne Eucaristía también muy participativa por parte de los jóvenes y las voces del coro juvenil taranconero acompañado de guitarras.

 

Promedio: 3.7 (3 votos)

Comentarios

Deja un comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Formato de entrada
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las palabras no apropiadas se sustituirán por su versión filtrada.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

¿Quieres insertar html? Echale un ojo a nuestros consejos de composición.

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir posibles envíos de spam
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres de la imagen respetando las mayúsculas / minúsculas.