Pedro López Ocaña

Colaborador

Fue impresor de muchos escritos ajenos y muy pocos propios. Técnico en fotomecánica (oficio desaparecido); especializado en planificación de ediciones y flujo de trabajo del taller de Antona Artes Gráficas.

Las nuevas tecnologías, lejos de amedrentarle, son un reto diario que le facilitan otra de sus grandes aficiones, escribir, aunque la mayoría de la veces la afición se se le queda corta.

Fotógrafo de cámara en ristre, pero ya menos,  y curioso empedernido. Ladrón a hurtadillas de conocimientos ajenos. Catacaldillos y tocapelotas compulsivo, eso sí, siempre educado y respetuoso con los demás.